Policiales

Río Cuarto: organizaciones marcharán este miércoles por Nora Dalmasso

La movilización será este miércoles 15, a las 12.30, frente a los Tribunales en los que se juzga el femicidio de Nora

Espacios de la sociedad civil de Río Cuarto lanzaron una convocatoria para una movilización que el miércoles 15 de junio, a las 12.30, se concentrará en la puerta de Tribunales y exigirá "Justicia por Nora Dalmasso" y todas las víctimas de femicidios de la región.

Se trata de la primera movilización que demandará particularmente el esclarecimiento del crimen de Nora Dalmasso, asesinada en noviembre de 2006. 

Desde hace tres meses, en ese mismo edificio de Tribunales frente al cual se concentrará el reclamo, se juzga el crimen con el viudo de Dalmasso, Marcelo Macarrón, como único imputado.

Un clamor de la ciudadanía

La abogada y militante de Derechos Humanos y género, Lucía de Carlos, una de las voceras de la movilización, brindó a La Nueva Mañana detalles sobre las causas que motivaron esta amplia convocatoria, a la que suscriben un amplio abanico de organizaciones sociales, de Derechos Humanos, de género y gremiales de Río Cuarto y la región.

"Cuando se conmemoró este 3 de junio el séptimo aniversario del grito Ni Una Menos, se llevó adelante una marcha, en la que algunas de las organizaciones de género de la ciudad plantearon la necesidad de que podamos puntualmente manifestarnos por Nora, porque hace unos meses se está desarrollando el juicio y sabemos que pronto puede haber una resolución, una sentencia".

La activista explicó que nunca antes se hizo una marcha como la que se está organizando "porque no hay dentro del núcleo íntimo de la víctima, ni familiar ni amigas ni amigos, que hayan solicitado a las organizaciones marchar".

Recordó que "en un principio, apenas ocurrieron los hechos, algunas de las amigas se acercaron a las movilizaciones de género y luego dejaron de hacerlo".

En ese sentido, Lucía de Carlos subraya que en cada marcha, el nombre y el rostro de Nora Dalmasso están presentes, junto al del resto de las víctimas; pero que es la única que no ha tenido una visibilización particular.

"Así que por más que sigue sin haber de parte de su entorno cercano un pedido concreto, pasó a ser un clamor de la ciudadanía, un pedido de las vecinas y vecinos de que se genere este espacio para manifestarse", completó.

 

 

 

Expectativa y hartazgo

- ¿La convocatoria ha tenido alguna repercusión en el entorno de Nora Dalmasso?

- No ha trascendido nada. No se les ha visto muy expresivos. Nadie se ha acercado por el espacio organizativo. Obviamente que si en algún momento deciden llegarse, van a tener el lugar y la prioridad para poder manifestarse.

Reflexionó en ese sentido: "Es un lugar extraño para quienes estamos en las organizaciones porque por un lado sentimos la necesidad de ser respetuosos con el dolor que seguramente existe en el entorno cercano, pero por el otro, tenemos a la gente pidiendo que se realice una marcha. Tratamos de hacerlo con respeto y sin ofender a ninguna persona que legítimamente pueda estar elaborando un proceso de duelo; pero le damos un espacio a la ciudadanía para que se pueda expresar, porque también es un dolor y una necesidad colectiva que se haga justicia y que este caso no quede en la impunidad".

- ¿Qué expectativas tienen?

- La gente está cansada y descreída de la justicia. Hace muchos años que está abierta la investigación y se han visto situaciones inverosímiles y manoseos. Una pista que va para un lado, otra que va para el otro. Muchas de ellas que terminaron siendo falsas. Pasaron muchos funcionarios. Eso hace que la gente tenga una mirada negativa hacia este proceso judicial en particular. Y hay una esperanza de que se haga justicia que no se pierde nunca. Incluso se la ha revictimizado a Nora de mil maneras, poniendo la mirada en su vida privada, construyendo una imagen de la mala víctima. Incluso, apenas ocurrieron los hechos se quiso condenar a un albañil, Gastón Zárate, a quien se conoció como “el perejil” porque se lo consideró un chivo expiatorio. Y la misma ciudadanía, sin organizaciones de por medio, sin cuestiones sectoriales, salió a las calles por esta persona que no tenía mayores recursos y se notaba que era usada en una especie de coartada. Lo que va a a ocurrir el miércoles en la sede de Tribunales va a ser importante y Río Cuarto va a estar acompañando.

- ¿Cómo está viviendo la comunidad de Río Cuarto el juicio?

- La gente está muy empapada del tema. Lo han querido mostrar como una telenovela. Al principio, toda la ciudadanía hablaba del minuto a minuto de lo que iba pasando al interior de Tribunales. Cuando fueron pasando los meses de audiencia y empezó a tornarse todo muy poco serio, la gente se cansó y crece la indignación. Muchos piensan que probablemente no se llegue a la justicia. Por eso, con esta manifestación se va a demostrar que la comunidad exige que se juzgue con perspectiva de género y con una justicia reparadora para Nora.

Comentarios
Volver arriba