EditorialesPolítica

Carrera por el 2023 pero lejos de la gente

Editorial -Carrera por el gobernar el municipio de Villa Dolores en el 2023

 

Absolutamente ningún dirigente político dirá públicamente que ya están pensando en candidaturas a fin de arribar al palacio municipal. Claro, es entendible la prudencia y la cautela en una convulsionada sociedad, donde al 97 % de la ciudadanía les preocupa cómo llegar a fin de mes, la falta de trabajo, la inflación etc.  en definitiva de lo que debiera ocuparse el 3% .-


Esa cautela y prudencia de los políticos en abstenerse de hablar de candidaturas obedece también a la dinámica realidad en que  vivimos, por ejemplo, el año pasado en Villa Dolores a ésta altura del año se hablaba de que había quedado firme la imputación de la Intendente Municipal, hoy sobreseída. Lo cierto es que en un escenario muy cambiante, internamente cada fuerza política ya baraja distintas hipótesis.-


Quienes Largan, y como son sus internas?


El Vecinalismo Municipal: Con la Intendenta fuera de la posibilidad de reelección, pero con la posibilidad de “bendecir” el candidato que contará con la estructura municipal existen distintas realidades; una es la de varios pre candidatos (funcionarios), que sin aval de la máxima autoridad se han lanzado a fin de ser tenidos en cuenta, tratando de  mostrar peso específico propio, algo que puertas adentro no cayó nada bien éste es el caso del Director de Obras privadas Martín Celli y el Secretario de Deportes Maximiliano Rivarola. Están los  que han resistido estoicos los desplantes de la Intendenta y que se esperan que su tolerancia sea reconocida, caso de los radicales intra municipio éste es el caso de los radicales Concejales: R. Ribeiro, M. Bernaldez y C. Ramos. Otra realidad es la de los “mimados” que forman parte de la mesa chica de la Intendente, son pocos éstos, pero sin experiencia en gestión a los que se los ve aún “blandos” para la arena política; entre los que se encuentran la Secretaria de Gobierno C. Stumpf y el actual presidente del EiNAT, A. Bosch. Por último, en este espacio también se habla de un “tapado/a”, un/a “extrapartidario” como podría ser la abogada/contadora Analia Pizzarro.  


Hacemos por Córdoba: A diferencia del municipio, siempre en ésta fuerza hubo un solo plan desde 2019; intentar llegar a la elección municipal por lo menos manteniendo la performance realizada con la última candidata, e intentar sumar votos de la clase media (los más difíciles). Las esquirlas del  caso Clavero, golpearon fuertemente  a todo el  Gonzalismo.  Siempre se dijo que el peronismo tenía su propio enemigo dentro, que si iban todos juntos las chances serían serias de triunfar en Villa Dolores. Antes del caso Clavero, era la fuerza política con mayor proyección, se limaron asperezas entre el Claverismo y el Visalismo, una ex candidata a las puertas de la intendencia en el 2019, blindada por los medios de comunicación afines  y con orden de fuego discrecional a los medios afines a quien/es osara/n opacar  dicha figura. Hacemos por Córdoba estaba con la servilleta al cuello esperando el 2023. Proyectando una elección en marzo del próximo año, el tiempo es oro para la cicatrización, no solo habrá que buscar los históricos, los ofendidos, sino los huérfanos de la Agrupación Lealtad…una carrera contra reloj.-


Juntos por el Cambio, P.R.O, Radicales, Juecistas: Donde hay dos radicales, seguro hay una interna…… los casos de internas y desacuerdos en esta coalición local son un fiel reflejo de lo que pasa en la provincia y el país, los une el rechazo y los dividen los egos propios. Los radicales paladar negro, en su sano juicio saben que solos no pueden y entienden que aun perdiendo se gana, éste tal vez sea un plan a largo plazo, el tema es que mientras tanto, quien pone el nombre para perder?.

Los Juecistas no tienen ese problema, y con tal de usar la estructura municipal o radical tienen un discurso más abierto y sobre todo ant K.- 


El Kirchnerismo: En un territorio hostil para ésta fuerza, pareciera que no alcanza  con la visitas a los barrios, hacer huertas o chequeos médicos, es que los ultra K locales los lleva puestos la ola del centro del país que hace rato le dijo no a ésta forma de hacer política, el “centro” busca soluciones de fondo, institucionales y no parches esporádicos. Será difícil para éstos cambiar la “etiqueta” nacional, sus candidatos Martín Sabas o Viviana Carlen saben que es una empresa difícil.- 
Un tema sensible será la fecha de la elección, que será tema para otra editorial ….lo cierto es que se largó la carrera, están celebrándose intensas las charlas de café y reuniones de negociación, el que más chance tendrá será el que mejor entienda la demanda social.-

Comentarios
Volver arriba